Deja para mañana lo que no quieres estudiar hoy

Le pregunto a mi hija de 8 años por los deberes para mañana. Estudiar las tablas del 7 y del 8, me dice. Venga, a estudiar pues. Varias sesiones y casi casi aprendidas.
A la salida del cole, el día siguiente, le pregunto que qué tal fueron las tablas. Sólo hicimos la del 7, contesta. ¿Y eso? Porque el profe empezó a preguntar y casi nadie se sabía la del 7. ¿Entonces? Nos ha dicho que mañana otra vez preguntará la tabla del 7…

Anécdota reciente, que resume la realidad del sistema escolar: el profesor y el currículum al servicio de los alumnos peores (incluyo en este grupo a los vagos, hijos de papás despreocupados).
Ahí es donde saltan los teóricos políticamente correctos reivindicando la función social de la escuela. Muy bien. La integración, la atención a la diversidad, la motivación….

Está previsto, legislado y magnificado todo lo que tiene que ver con todo esto.
Pero, ¿qué hacemos mientras tanto en el aula con los alumnos normales (incluyo los estudiosos, hijos de papás concienciados)?
NS/NC

Y disculpen la reflexión facha.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: